garab “Garab Dorje fue un individuo totalmente realizado que manifestó un nacimiento como ser humano en forma nirmanakaya alrededor del año cincuenta y cinco a.J.C en la tierra de Örguien, que estaba situada al noroeste de la India. Allí pasó su vida enseñando tanto a los seres humanos como a las dakini; en su explicación final, antes de pasar al Cuerpo de Luz, resumió las enseñanzas en tres principios, conocidos a veces como “Los Tres Preceptos de Garab Dorje”.

1. Introducción Directa del discípulo al Estado primordial por parte del Maestro. Éste permanece siempre en el Estado en cuestión, cuya Presencia se comunica al discípulo en cualquier situación o actividad que compartan.

2. No permanecer en la duda por parte del discípulo respecto a la verdadera condición o naturaleza de lo que se manifieste, gracias a su repetida vivencia del Estado primordial en la Contemplación no dual.

3. Continuar en el estado de Contemplación no dual por parte del discípulo, de modo que cualquier vivencia o acción tengan lugar en el Estado de Contemplación, hasta que ya nada oculte la Verdadera Condición del individuo, que en el samsara es velada por la visión dualista a la consciencia fragmentaria del sujeto ilusorio.”
(Namkhai Norbu. (2005). El Cristal y la Vía de la Luz. Barcelona: Kairós.)